El filme de Patrick Keiller se podrá ver desde este jueves [día 17] hasta el domingo [día 20], a las 12:00 y a las 18:00 horas

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo que depende del Área de Cultura, Educación, Juventud y Deportes del Cabildo insular de Tenerife, que dirige la consejera Concepción Rivero, retoma desde esta semana El Videoclub, un programa que propone una reflexión sobre el sentido de la imagen y el lenguaje cinematográfico y en el que se proyectan diferentes ciclos de películas relacionadas con el arte, filmes clásicos así como otros trabajos que no se pueden ver en los circuitos comerciales.

En esta nueva etapa El Videoclub se traslada al espacio El Rectángulo y arranca con la proyección de un ciclo de filmes vinculados a la exposición El sauce ve de cabeza la imagen de la garza. Las proyecciones -que tendrán lugar de jueves a domingo, a las 12:00 y a las 18:00 horas- comenzarán este jueves [día 17] con el pase de Robinson in ruins (2010), de Patrick Keiller, trabajo que se podrá ver en este espacio hasta el domingo [día 20]. Estas proyecciones suponen una oportunidad única para ver estas películas -que se exponen en esta exposición- en formato de cine y de manera temporal.

La entrada a El Videoclub es gratuita pero el aforo del espacio está limitado a un máximo de diez personas y las películas se pasan en versión original con subtítulos en español. A este primer título le seguirán las próximas semanas View of the city (1981), de Harun Faroki [Desde el jueves 24 al domingo 27]; y Promised lands (2015), de Emma Wolukau-Wanambwa; e Inuit knowledge and climate change (2009), de Isuma [Desde el jueves 1 al domingo 4 de octubre]. Las personas que asistan a las diferentes proyecciones deberán hacer uso de mascarillas.

Robinson in ruins, de Patrick Keiller (Blackpool, Reino Unido, 1950) forma parte de El sauce ve de cabeza la imagen de la garza, exposición comisariada por Catalina Lozano “que explora las construcciones del paisaje como imágenes naturalizadas”. La película de Keiller, que tuvo su premier en el Festival de Cine de Venecia de 2010, completa una trilogía -con la figura de Robinson como hilo conductor- que ya en sus anteriores filmes, London (1994) y Robinson in Space (1997), le había servido como excusa para trazar una indisimulada crítica a  las políticas socioeconómicas que dejaron los mandatos conservadores de Magaret Thatcher, y su relación con el urbanismo, y el paisaje inglés, cuya huella disecciona Keiller en forma de brillantes ensayos cinematográficos.

Producido por el Royal Collage of Art, la Fundación Calouste Gulbenkian y el British Film Institute, Robinson in ruins sigue nuevamente los pasos de Robinson, en este caso guiados por la voz de su viuda, a quien da voz la actriz británica Vanessa Redgrave (que ejerce ahora de narradora tras el fallecimiento en 2008 del también actor Paul Scofield, que ponía voz a Robinson en las dos primeras películas, pese a que Robinson nunca aparece en pantalla, en ninguno de los tres filmes).

En esta ocasión, la voz en off de Redgrave, evoca la figura de Robinson, en un viaje por los paisajes rurales del sur de Inglaterra, intercalando agudas reflexiones sobre filosofía, historia, arquitectura, política, agricultura, medioambiente y economía: La guerra de Afganistán, la crisis de 2008, los inicios del capitalismo…Keiller echa mano de diferentes episodios históricos para diseccionar la geografía económica británica, en un viaje cinematográfico fascinante.