El filme de Angela Schanelec se podrá ver en este centro de arte del Cabildo desde mañana [viernes 4] hasta el domingo [día 6]

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo que depende del área de Cultura del Cabildo de Tenerife que gestiona el consejero Enrique Arriaga, proyecta esta semana Estaba en casa, pero… (Ich war zuhause, aber, 2019), una película de Angela Schanelec. Esta obra palpitante que habla del duelo, la maternidad y la incomunicación se podrá ver en este espacio desde mañana [viernes 4] hasta el domingo [día 6], a las 19:00 horas.

Ganadora del Oso de Plata a la Mejor Dirección en la Berlinale, del Astor de Plata a Mejor Dirección en Mar del Plata y del Premio Zabaltegi-Tabakalera a la Mejor Película en San Sebastián, Estaba en casa, pero… se proyecta en versión original en alemán con subtítulos en español.

En este nuevo filme -protagonizado por Maren Eggert, Jakob Lassalle, Clara Möller, Franz Rogowski, Lilith Stangenberg y Alan Williams- la directora alemana Angela Schanelec hace gala de su estilo elíptico y de un elegante sentido del humor para crear el retrato indeleble de una pequeña comunidad que se enfrenta a los interrogantes fundamentales de la existencia.

Las sesiones tienen un aforo limitado a un máximo de 46 personas respetando las medidas de seguridad establecidas. Las entradas, a la venta a través de la página web del centro (www.teatenerife.es), se venden en dos modalidades: individual y grupal (hasta un máximo de cinco para personas convivientes). Aunque se recomienda que la adquisición de las localidades se realice de manera online, también se pueden adquirir de manera física en la taquilla de TEA.

Las personas que asistan a estas proyecciones, a las que se recomienda llegar con al menos 15 minutos de antelación para poder acomodarlas sin riesgos en sus asientos, deberán hacer uso de mascarillas durante toda la proyección. Para poder cumplir con las medidas de seguridad adoptadas, se recuerda al público que no podrá acceder a la sala una vez comenzada la película.

Astrid vive en Berlín junto a sus dos hijos, Flo y Phillip. Tras la muerte de su esposo, un famoso director teatral, intenta recomponer su vida y sobrellevar su ausencia. En la intimidad, la familia libra una lucha cotidiana en donde las actividades más simples se convierten en retos inesperados: la compra de una bicicleta, un baño en la piscina o una representación escolar de Hamlet. El frágil equilibrio se derrumba cuando Phillip se escapa de casa.

Angela Schanelec (Aalen, Alemania, 1962) inicia su carrera como actriz de teatro en las compañías Thalia Theatre de Hamburgo y Schaubühne de Berlín. A continuación estudia dirección en la Academia Alemana de Cine y Televisión, donde recibe clases del cineasta Harun Farocki y comparte promoción con Christian Petzold y Thomas Arslan, con quien forma la conocida como Escuela de Berlín. Su obra como cineasta se inicia a mediados de los 90, creando un estilo propio y esencial que lleva a la crítica especializada a emparentarla con autores de la talla de Robert Bresson, Michelangelo Antonioni o Chantal Akerman.

Las películas de Angela Schanelec han sido seleccionadas en grandes festivales como Cannes, donde ha competido en la Sección Oficial-Un Certain Regard con Marseille (2004) y Plätze in Städten (1998) o Locarno, en cuya Sección Oficial participó con El camino soñado (2016).