TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo del Cabildo, clausura este jueves [día 25], a las 18:00 horas, el ciclo Gonzalo González: desplazamientos, aperturas, miradas desde el cine con la proyección de Limite (Brasil, 1931), de Mário Peixoto, y Come to Venice (Italia, 2013), de Benedetta Panisson. Las películas que conforman este ciclo -diseñado y coordinado por el profesor titular de Estudios Hispánicos y Estudios Visuales de la Universidad de Durham, Francisco-J. Hernández Adrián- representan un compendio o un atlas audiovisual de relaciones y complicidades afectivas que resuenan con diferentes aspectos de la obra de Gonzalo González.

Tras esta sesión de cine, que es de acceso libre, se desarrollará a las 21:00 horas una mesa redonda en la que participará el artista Gonzalo González; el director de este ciclo de cine, Francisco J. Hernández Adrián; la artista italiana Benedetta Panisson; la profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna (ULL), Tania Castellano; y la comisaria independiente, Dalia de la Rosa.

Come to Venice se pasa en versión original en italiano con subtítulos en inglés. Además, esta proyección se podrá ver de manera simultánea en El Videoclub de TEA, por lo que su programación continuada se verá interrumpida desde las 17:30 horas.

Limite, del brasileño Mário Peixoto, es una de las obras más intensas y extraordinarias de la vanguardia visual latinoamericana. Es un inverosímil viaje fluvial y un documento de la memoria cultural del modernismo brasileño donde se nos instruye para que miremos, veamos y pensemos los espacios fluviales, ribereños y urbanos con ojos incómodamente de otra época y de otro proyecto de modernidad.

Realizada por Mário Peixoto a los veintidós años de edad es su única película. Inspirada por una fotografía de André Kertész en la portada de la revista francesa Vu, muestra un hombre y dos mujeres perdidos en el mar, cuyos pasados vamos conociendo a través de una serie de flash backs sostenidos por la música de Satie, Debussy y Stravinski. Admirada por Orson Welles y denigrada -incluso sin verla- por Glauber Rocha, se trata de una obra clave del cine brasileño y una de las obras fundamentales del cine mudo de vanguardia.

En Come to Venice, de la artista conceptual y fotógrafa italiana Benedetta Panisson, los escenarios de la crisis, la implacable degradación del patrimonio histórico y urbanístico, y la fragilidad de la vida cotidiana en el archipiélago de Venecia, convierten a los ciudadanos en rehenes de la excesiva explotación turística y de los intereses económicos de la industria.

La indignación y la resistencia se nos presentan aquí en clave queer, transgresora y provocadora, pues esta obra navega ágilmente entre los registros del documental etnográfico, la declaración reivindicativa y la investigación de los cuerpos (sensuales y sexuales) en un paisaje cotidiano, histórico y político. Panisson parece interpelar así, desde Venecia, algunas de las experiencias, aperturas y paradojas que se sugieren en la obra de Gonzalo González.

Estar aquí es todo -exposición comisariada por Ramiro Carrillo- recoge las diferentes líneas del trabajo reciente de Gonzalo González (Los Realejos, 1950) y las presenta de una manera en la que se percibe su coherencia y lo que persigue con su obra. Esta muestra, una propuesta relevante dentro de la trayectoria de González, es toda una experiencia visual que le permite al visitante sumergirse en el universo poético de este autor y descubrir sus últimas creaciones. Estar aquí es todo, que cuenta con el patrocinio de Japan Tobacco International (JTI), se puede visitar en TEA hasta el 20 de octubre, de martes a domingo de de 10:00 a 20:00 horas.