Logotipo del Cabildo de Tenerife

Herramientas:

  • Ver como PDF
  • Guardar como OpenOffice
  • Imprimir
  • Enviar a un amigo
Una empresa de Tenerife aprovecha los residuos ganaderos para producir fertilizantes de alta calidad
Los consejeros José Joaquín Bethencourt y Ana Lupe Mora visitaron las instalaciones de Inversa

(07FEB13) Una empresa de Tenerife, Inversa, fabrica fertilizantes de alta calidad a partir de los residuos ganaderos. El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, y la consejera de Medio Ambiente, Ana Lupe Mora, visitaron recientemente las instalaciones de esta empresa ubicada en el municipio de El Rosario para conocer técnicas relacionadas con la lombricultura, que consiste en la cría intensiva de lombrices para producir fertilizantes orgánicos o como fuente de proteínas, entre otras aplicaciones.

Este proyecto innovador, promovido por Ruth Bolaños y Eduardo Hernández, ha sido merecedor de varios premios, entre ellos el que otorga el Parque Científico y Tecnológico de Tenerife a la mejor iniciativa empresarial innovadora, el cuarto premio del Foro de Empresas Biotecnológicas 2012 y el tercer premio de proyectos empresariales Agrojoven 2011, que promueve el Área de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo.

Para José Joaquín Bethencourt, “es importante apoyar iniciativas innovadoras como ésta vinculadas al sector primario que, además, buscan el desarrollo sostenible de la actividad a la vez que generan riqueza para nuestra Isla”.

Creada hace tres años, la empresa tinerfeña ofrece un servicio personalizado orientado a la asesoría, formación y capacitación e I+D+i Ambiental en el ámbito de la fertilización orgánica.

Durante la visita los consejeros insulares conocieron uno de los sistemas de manejo empleados en lombricultura y las potencialidades de esta práctica para la correcta gestión de los residuos orgánicos biodegradables derivados del sector primario y su posterior valorización como un fertilizante de alta calidad denominado vermicompost o humus de lombriz.

Según los responsables de Inversa, esta posibilidad es de “especial relevancia” en un territorio como Canarias, que importa anualmente más de 40.000 toneladas de fertilizantes, y en  una isla como Tenerife que genera cada año más de 530.000 toneladas de residuos orgánicos derivados del sector primario.

Los consejeros insulares mostraron mucho interés en la divulgación de estas prácticas a nivel agrícola y también como herramienta para el autoabastecimiento de fertilizantes.