La propuesta de TP Danza, pensada para niños de 6 a 12 años, subirá al escenario de Las Palmas de Gran Canaria este domingo

La obra Eti-Queta, elegida Mejor espectáculo infantil en los últimos Premios Réplica de las Artes Escénicas de Canarias, cobra vida este domingo [día 2] a las 17:00 horas en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria. Se trata de una propuesta educativa de la compañía TP Danza del Auditorio de Tenerife pensada para niños de 6 a 12 años. Esta puesta en escena se desarrolla en un peculiar laboratorio de luces y sonidos donde un doctor trata de crear seres humanos ideales.

El mismo día pero a las 12:00 horas tendrá lugar en el hall del teatro en el marco de su Domingo de Autoría un encuentro con Helena Berthelius, bailarina, coreógrafa y profesora de danza que coordina la Unidad Pedagógica de Tenerife Danza, que lidera este espectáculo.

La historia de Eti-Queta comienza con la apertura del primer laboratorio de personas, donde se fabrican prototipos con cualidades humanas y se busca la perfección pero ¿qué es ser perfecto? ¿Qué es ser humano? A través del etiquetado se van proponiendo habilidades y se ponen en práctica. El resultado, sin embargo, es una incógnita.

La inteligencia de este laboratorio, con Máster G y su ordenador central al mando, ha sido capaz de crear los seres más maravillosos, aunque tal vez no son capaces de controlarlo todo. En esta propuesta multidisciplinar el público también es importante. Gracias a sus aportaciones, podrán aparecer nuevas fórmulas creativas que darán libertad a Eti y Queta para ser quienes ellos quieran.

 

Elegidos por convocatoria pública, los actores y bailarines Luci Acosta (Queta), Daniel Sanginés (Máster G) y Oliver Segura (Eti) conforman el reparto de Eti-Queta, cuya dirección artística, guías didácticas y coordinación artística y pedagógica lleva la firma de Berthelius.

 

El equipo se completa con Isabel Díaz, ayudante de dirección, coguionista y responsable de la dramaturgia; Samuel Aguilar, autor de la música original y los efectos sonoros; Eduardo Moreno, escenógrafo; Leo Martínez, diseñador del vestuario y atrezzo; Dimas Cedrés, encargado de la iluminación; y Simone Marin, que firma los vídeos.