El centro de arte, que en 2019 recibió la vista de 89.238 personas, tendrá un espacio de exposición permanente para sus colecciones

 

El Cabildo de Tenerife presentó hoy [lunes 10] el proyecto artístico de TEA Tenerife Espacio de las Artes para este año en un acto en el que también se hizo balance de lo acontecido durante el pasado ejercicio en este centro de arte contemporáneo. La consejera del Área de Cultura, Educación, Juventud y Deporte del Cabildo insular, Concepción Rivero y el director artístico de TEA, Gilberto González, dieron a conocer las exposiciones que se podrán ver en TEA durante 2020 así como los nuevos programas que se llevarán a cabo. TEA -que desde su nacimiento hace ya once años apostó por una decidida vocación de servicio público para integrar, presentar, promover y debatir el arte de la sociedad actual- ha trazado para este año una programación de exposiciones y actividades relacionadas con la difusión del arte contemporáneo, la promoción y difusión de las colecciones de TEA y la realización de residencias de artistas.

Durante su intervención, Concepción Rivero detalló que “a lo largo de 2019 TEA Tenerife Espacio de las Artes registró la visita de 89.238 personas” y resaltó que 44.582 visitaron las exposiciones de TEA (es decir, 1.563 personas más que en 2018 pese a que el centro estuvo cerrado casi un mes por obras). Por otra parte, Rivero señaló que un total de 44.656 personas visitaron el Centro TEA que se encuentra ubicado en el antiguo noviciado del Monasterio de las Catalinas de La Laguna.

 

“Se ha producido un incremento exponencial de visitantes a este centro de La Laguna, que durante 2019 albergó tres exposiciones colectivas”, agregó la consejera quien detalló que en TEA -además de las exposiciones programadas- se llevaron a cabo 174 actividades (entre proyecciones, estrenos, conciertos, cursos, talleres, seminarios o conferencias), que lograron atraer a 18.665 personas. Concepción Rivero, que considera que es fundamental “despertar entre la ciudadanía la curiosidad por el arte el arte y acercarlo al mayor número de personas posible”, recordó que la memoria de TEA de 2019 (publicación que recoge todas las actividades, exposiciones y programas desarrollados en este centro de arte) se puede descargar en la web www.teatenerife.es. También subrayó que TEA cuenta “con una rica y maravillosa colección formada por más de 10.000 obras, que se irá dando a conocer a la sociedad”.

 

Por su parte, Gilberto González explicó que la programación de 2020 destaca por una decidida vocación por integrar distintos públicos y que para ello se han establecido varios campos de trabajo que pretenden “hacer más visible las distintas labores que el centro, en su doble función de museo y centro de arte, debe llevar a cabo”. “Con este fin se está reorganizando el espacio para propiciar una mayor funcionalidad al establecer usos más fluidos y dinámicos de TEA que lo acercan a la concepción inicial del proyecto y posibilitan un discurso museográfico y museológico más coherente”, adelantó el director artístico de TEA.

 

“Las Colecciones de TEA van a pasar a tener un espacio permanente en la Sala A (segunda planta) lo que permitirá satisfacer una demanda de la ciudadanía por acceder a los fondos muchos de ellos icónicos de las vanguardias históricas así como también de manera especial la obra de los 50, 60 y 70 del pasado siglo. Con ello se incide de forma clara en la función de TEA como museo y en la labor de mediación y acceso al arte canario e internacional tanto del siglo XX como del actual. Esto permitirá reforzar la exitosa presencia del MiniTEA y aumentar su público al reorganizar y ampliar este espacio, multiplicando así su capacidad educativa y de difusión a la vez que posibilitará trabajar de forma más directa con las colecciones y la ciudadanía”, indicó.

 

En su proyecto Principio de incertidumbre, Gilberto González propone una serie de líneas de actuación que persiguen atender muchas de las cuestiones que son específicas a un contexto social concreto como el de la Isla de Tenerife. En este sentido considera que “se hace prioritario atender la necesidad de convertirse en puente intergeneracional frente a los irreversibles cambios sociales y que afectan al modo en que hasta la fecha se habían inscritos las narrativas históricas y contemporáneas y el modo en que estas afectan a la producción artística”.

 

Es por ello que entre sus propuestas están la de reescribir y reformular la narrativa histórica del contexto tanto geográfico como social en el que se inserta TEA atendiendo a problematizar y poner de manifiesto los distintos procesos y fines que operan en las narrativas asumidas como oficiales, atender al turismo como hecho sustantivo de ese discurso identitario e histórico en el que el propio TEA se inscribe y apoyar, detectar e incentivar de forma decidida los procesos de  investigación que permitan entender los procesos colectivos asociados a la práctica contemporánea.

 

TEA, que ya es un referente de la cultura en las Islas por la calidad y por la diversidad de sus actividades culturales programadas, está concebido como un espacio abierto en el que tienen cabida actividades relacionadas con las artes plásticas y todo tipo de disciplinas artísticas: las nuevas tecnologías, el cine, la filosofía, la antropología, la arquitectura o la danza.

 

El programa expositivo que TEA -que arrancó el pasado jueves [día 6] con una muestra en el Espacio TEA Candelaria (Pintura de los 80 en España. Colección Los Bragales)- incluye muestras dedicadas a la Colección de TEA, al arquitecto Fernando Higueras o a la artista Céline Condorelli así como una retrospectiva del pintor tinerfeño Luis Palmero y otras colectivas en las que a través de las artes ahondarán en temas como el paisaje, el turismo, la arquitectura y el arte como proceso colectivo. También cabe recordar que hasta el 15 de marzo se podrá ver en este espacio Enredos e Imagen, dos de las exposiciones que forman parte de Mitos del futuro próximo, la Sección Oficial de Fotonoviembre.

 

Pero además de las exposiciones el centro ofertará nuevos programas en El Videoclub (que tendrá un nuevo espacio anexo a Sala A), presentará La Cresta (un nuevo programa de cuerpo y pensamiento), seguirá desarrollando diferentes grupos de pensamiento y debate (a través de programas como de/tra(n)s, Rituales del caos que contará la presencia de Silvia Federici, entre otras) y sus programas de mediación y educación (Onda corta, Omnia: Nuevos Públicos y Ciudadanía Cultural).

 

Por otra parte, en septiembre se llevarán a cabo las residencias Área 60, que en esta ocasión estarán dirigidas por el cineasta Andrés Jurado. Para este año se ofertarán seis residencias (Artista residente local, Artista residente nacional o internacional, Curador/a residente local, nacional o internacional e Investigador/a local, nacional o internacional de los fondos de TEA). Este programa de residencias se plantea como un período para que las/os residentes compartan espacio de taller y formen parte activa de las actividades del centro a la vez que propongan actividades, con la intención de crear espacios para el diálogo, la participación y la investigación. De hecho este año, la última exposición que se realice en el Centro TEA Las Catalinas estará comisariada por Alba Fernández, una de las participantes en las residencias Área 60 de 2019.

 

También es de reseñar que el Centro de Documentación de TEA (integrado por la Biblioteca de Arte y el Centro de Fotografía Isla de Tenerife), que ya en el 2019 incorporó un espacio de consulta para los fondos del CFIT y un espacio de atención al público, propone ampliar este 2020 los horarios a las tardes y propiciará el acceso a los fondos documentales de TEA actualmente adscritos a la colección tanto a través de consulta en sala como en web así como abre una serie de encuentros entre fotógrafos y fotógrafas y el público para una mejor comprensión de su trabajo.

 

Vimos cómo nos dijeron que viéramos. Colecciones TEA (del 27 de marzo hasta el 28 de marzo de 2021), Naturaleza histórica de la ruina (del 3 de abril al 7 de junio), Turismo y utopías. Fernando Higueras desde el origen (del 17 de abril al 5 de julio), Turismo y utopías (del 17 de abril al 5 de julio), Como ningún lugar en la Tierra (del 26 de junio al 30 de agosto), El gesto como resistencia. Acción y respuesta (del 15 de julio al 12 de octubre), Porque para que haya fiesta también tiene que danzar el bosque (del 18 de septiembre al 22 de noviembre), Céline Condorelli (del 18 de septiembre al 22 de noviembre) y Retrospectiva de Luis Palmero (del 12 de diciembre al 14 de febrero de 2021) son algunas las exposiciones que ha programado TEA para este año en curso.

 

Balance de 2019

 

Las exposiciones de TEA más vistas en 2019 fueron Odio sobre lienzo, de Santiago Palenzuela (4.808 personas se acercaron a conocer esta propuesta); Europa. Ese exótico lugar (con 4.409 visitas) y Estar aquí es todo, de Gonzalo González (una muestra que fue contemplada por 4.145 personas). A estas le siguieron NO NI NÁ. Contenga multitudes, muestra con creaciones de María Cañas (que tuvo 4.034 visitas); Crisis?, What Crisis? Cap. 3. Intimidades, subjetividades y otras afinidades electivas (que atrajo la atención de 3.510 visitantes) y Cebrián Poldo Cebrián (con 3.479 visitantes).

 

Asimismo, durante 2019 se proyectaron en TEA, dentro de nuestra programación estable de cine -que tiene lugar de viernes a domingo-, medio centenar de películas. Estos trabajos, que se proyectan en versión original con subtítulos en español, fueron vistos por un total de 13.751 espectadores. Además de ello, 4.207 personas asistieron a las otras proyecciones cinematográficas y ciclos de cine programados a lo largo de 2019. También es de reseñar que 1.488 especialistas hicieron uso de la Biblioteca de Arte.

 

Una de las grandes apuestas de TEA de este año siguió siendo el Espacio MiniTEA, un lugar desde el que niños y familias pueden disfrutar del arte y de la creatividad con total libertad. El MiniTEA recibió la visita de 16.454 personas. Pero además de este singular espacio, el departamento de Educación ofertó una amplia y variada programación educativa en la que participaron 3.306 escolares procedentes de 49 centros escolares.

 

Este año celebramos además la decimoquinta edición de la Bienal Internacional de Fotografía Fotonoviembre, que descubrió la mirada y el talento de más de 200 artistas de una veintena de países a través de veintidós exposiciones que se pudieron ver en nueve municipios de la Isla. Fotonoviembre recibió en 2019 la visita de 45.567 personas en sus distintas sedes.

Una de las grandes novedades de TEA es que su web permite consultar la Colección de TEA Tenerife Espacio de las Artes, formada por un conjunto de algo más de dos mil obras de arte. Ahora, a través de la web el usuario y los investigadores pueden conocer los fondos de TEA en los que están integrados, junto a la Colección TEA, por los depósitos de la Colección Los Bragales y de la Colección COFF de Fotografía y el de la Asociación Canaria de Amigos del Arte Contemporáneo (ACA). Su núcleo fundacional es la Colección Óscar Domínguez, así como la Colección de arte canario contemporáneo, en la que se integran, a modo de contexto nacional e internacional, diversos autores que, desde otras geografías, han participado en los procesos culturales de experimentación y vanguardia de los lenguajes artísticos de los siglos XX y XXI.