El Festival de las Artes del Movimiento (FAM) termina este fin de semana transformando al Auditorio de Tenerife en un escenario polivalente para la danza española. Una docena de espectáculos, de entrada libre hasta completar aforo, se darán lugar en hasta cinco espacios diferentes del centro cultural del Cabildo de Tenerife. Técnicamente, esta producción supone el montaje de luces más grande en los 15 años de actividad del Auditorio de Tenerife.

El sábado [día 8] abre la programación a las 11:30 horas en la Sala Castillo otro estreno canario, el tercero de acoge esta novena edición de FAM, Esto no es una prueba de sonido, de bailarina y coreógrafa Carlota Mantecón. Esta pieza reflexiona sobre la escucha de la imagen de un cuerpo en movimiento, sobre cómo visibilizar el sonido que nos percute y cómo lo acústico condiciona lo visual.

A las 12:30 horas la Sala Sinfónica albergará Presente, de Antonio Ruz. La danza, los objetos y la música interactúan entre sí en esta pieza mutante en la que cinco intérpretes construyen su propio espacio escénico mientras se suceden coreografías e imágenes de una poesía que viaja entre el caos y la belleza, entre lo efímero y lo eterno.

Danza en Comunidad, un proyecto social de Auditorio de Tenerife, presenta tres piezas a las 16:30 horas en la Sala Castillo. La función comenzará con dos estrenos: Piedras, creado junto al Proyecto de Mujeres de Añaza Emprendedoras-Fundación el Buen Samaritano, y Viento, realizada por la Asociación de Padres Orobal. Cerrará el programa Adosados, creada a partir de los talleres Martes Danzando en Comunidad y estrenada en Mueca 2019.

Continúa la programación Ehiza, de Héctor Plaza y Agnes Sales, a las 17:30 horas en el hall. Ehiza trata de una lucha de poderes, una persecución constante entre depredador y presa. Un continuo cambio de rol e interacción entre dos cuerpos. Es una lucha en donde toman importancia el uso estratégico de la agilidad, la fuerza y la velocidad.

A las 18:30 horas Janet Novás realizará su Mercedes y yo en la Sala de Cámara. Tras varios encuentros de improvisación en contextos y espacios muy heterogéneos, donde la artista Janes Novás y la compositora Mercedes Peón exploran las relaciones que existen y que se establecen entre su danza y su música, surge la necesidad y el deseo de profundizar, entender, organizar o escribir y dedicarle un tiempo de estudio a la relación entre ambas.

A las 20:00 horas la Sala Sinfónica cierra el sábado con Lava, la compañía de danza de Auditorio de Tenerife, dirigida por el Premio Nacional de Danza Daniel Abreu, con Bending the Walls, de Fernando Hernando Magadan. Esta pieza es una exploración sobre el mundo de las restricciones y limitaciones en la búsqueda de la felicidad, la libertad y la comprensión: los límites físicos y psicológicos dentro de cada uno y el mundo que les rodea.

Liov, de Diego Sinniger, abre el domingo [día 9] a las 11:30 horas en el exterior del Auditorio de Tenerife. Los bailarines se ponen en la situación de necesitar liberar una carga que les incapacita para desarrollarse con plenitud. Al otro lado se encuentra el monstruo: una sombra que refuerza los miedos, impidiendo que nada se transforme. Se debe encarar y tomar una decisión y para eso es necesario salir de la zona de confort y aceptar lo incierto.

A las 12:30 horas tendrá lugar The Lamb, de Kor’sia en la Sala Sinfónica. The Lamb parte de un acontecimiento milagroso, la recuperación de la vista, para sumergir al público en una experiencia cegadora. En ella, cielo, infierno y purgatorio se confunden entre sí y con un prostíbulo en el que cuerpos flameantes ofician extraños rituales donde los roles de víctima y verdugo son intercambiables. En este mundo, para despertar, se necesita cerrar los ojos por segunda vez.

La gramática de los mamíferos, de María del Mar Suárez, se hará con la Sala de Cámara a las 18:30 horas. La neurosis del amor, la búsqueda del placer o la consecución del liderazgo centran la temática de este híbrido escénico, bajo una mirada que desvela un mundo enfermo, estropeado y sin moral. Una civilización que se pierde en su evolución y la esperanza de volvernos a reconocer como animales.

Lava vuelve a la programación con un estreno, 15º al Oeste, de Paloma Hurtado, que se representará en el exterior del Auditorio a partir de las 19:45 horas. En esta pieza el cielo de las noches de verano nos guía, las nubes de arena migran en oleadas rojizas desde el Sáhara, formando caminos que conectan con otros caminos y personas, formando fronteras que un solo paso puede derribar. La espera a veces se vuelve infinita.

La compañía del director artístico de Lava, Cía. Daniel Abreu, cierra esta edición de FAM a partir de las 20:30 horas en la Sala Sinfónica con La desnudez, que interpreta junto a Dácil González y el músico Hugo Portas, pieza galardonada en 2018 con tres premios Max de las Artes Escénicas de España al Mejor Espectáculo de Danza, Mejor Intérprete Masculino de Danza y Mejor Coreografía.

FAM comenzó el pasado miércoles [día 5] y se prolonga hasta el domingo [día 9] programando actividades para profesionales y una veintena de espectáculos de entrada libre hasta completar aforo en diferentes espacios de Santa Cruz y La Laguna. La programación de FAM, a la que asisten una treintena de programadores locales, nacionales e internacionales invitados por el festival, puede consultarse en www.famtenerife.com.