´Al cappone´, el primer concierto del Ciclo de Cámara del recinto del Cabildo, contará con el contratenor italiano Filippo Mineccia

Auditorio de Tenerife, que depende del Área de Cultura, Educación, Juventud, Museos y Deportes del Cabildo insular de Tenerife, que dirige la consejera Concepción Rivero, presenta este jueves [día 17] a las 19:30 horas el primer concierto de la temporada su Ciclo de Cámara. Al cappone, de la Orquesta Barroca de Tenerife, agotó durante el fin de semana las entradas para este concierto, un homenaje a los castrati, el canto operístico barroco del siglo XVIII, que contará con el contratenor italiano Filippo Mineccia.

La formación, que tocará en la Sala de Cámara, contará en esta ocasión con Alfonso Sebastián como clave y director invitado. Por primera vez la violinista Judith Verona hará de concertino, mientras que Laura Díaz será el violín barroco I. Sergio Suárez y Giovanni Déniz se encargarán de los violines barrocos II, mientras que las violas barrocas sonarán de las manos de Víctor Gil y Melchor García. Completan las filas de la orquesta Diego Pérez al violonchelo barroco, Juan Carlos Baeza al violone y Jorge Rubiales a la tiorba. El broche de oro lo pondrá la voz de Mineccia

Este programa titulado  Al cappone no alude al famoso gánster estadounidense sin la doble pe, sino al mundo sonoro de los castrati  que cantaron los mejores roles de las óperas barrocas, producto de la historia. El director artístico de la Orquesta, Conrado Álvarez, explica que la voz del invitado especial de la noche “emula, con todo intacto, a los capones o castrati, invento del Imperio Romano de Oriente para los coros bizantinos de Constantinopla, desde el siglo IV hasta siglo XIII, en desuso tras la cuarta cruzada, que brotó con fuerza en el Renacimiento llegando a su apogeo, de la mano de la ópera, nell’ottocento y al declive en las postrimerías del siglo XIX”.

“Es bueno recordar que el canto de falsete existe en la naturaleza humana desde siempre  y que la técnica del falsete coexistía con los eunucos músicos desde la Edad Media, pero las exigencias de las partes vocales escritas por los autores barrocos necesitaba de la potencia, la presión sonora y, sobre todo, de la extrema extensión de la tesitura de los cantantes masculinos castrados”, explica Álvarez.

Se ruega al público llegar al recinto con antelación suficiente para realizar una entrada escalonada a la sala. La compra de las entradas supone la aceptación de las medidas implementadas por el centro cultural del Cabildo para hacer frente a la COVID-19, como el uso de la mascarilla o la asistencia solo con convivientes. Las medidas al completo, así como el plan de contingencia certificado por AENOR, se pueden consultar en la web del Auditorio. Tanto la cafetería GastroMag como el parking están disponibles.

Filippo Mineccia nace en Florencia y comienza sus estudios en la Escuela de Música de Fiesole, cantando desde niño en el coro polifónico con voz blanca. Obtiene las licenciaturas de violonchelo y canto en el Conservatorio Luigi Cherubini de Florencia.

Ha trabajado con grupos especializados y orquestas historicistas de toda Europa cantado con directores como: A. Viktora, A. Curtis, A. Florio, C. Ipata, C. Aragon, C. Cavina, D. Coleman, E. Onofri, F. M. Bressan, G. Rufet, J. U. Illán, M. Valdivieso, M. Mazzeo, M. Hofstetter, O. Dantone, R. Jais y T. Engelbrock.

Domina un amplio repertorio como solista y principales papeles tales como Giulio Cesare, Sila,  Ottone de las óperas de Handel, el Alessandro de Tolomeo y Dárdano de Amadigi, el Telamone de Ercole su’l Termodonte de Vivaldi, el Nerón de Ottavia restituita al trono de A. Scarlatti, Le disgrazie d’amore de Cesti, el Tamerlán de Bajazet de Gasparini o Fairy Queen de Purcell.

Cuenta con numerosas grabaciones y entre sus futuros compromisos, todos con formaciones historicistas europeas, se encuentran la Capilla de La Pietà de Turchini, la interpretación de Tolomeo en la ópera Giulio Cesare con la Academia Bizantina, o recitales dedicados a la figura del castrado Giovanni Francesco Grossi Siface, con la Orquesta Nereydas y la interpretación de Endimione en la ópera Calisto de Cavalli en Estrasburgo.